Datos personales

Mi foto
“El Arte es uno de los mayores goces. Así como el sol arde en luz y en calor, el alma arde en poesía, en música, en colores, formas del sentimiento que se extiende en colores” ( Frates y Sureda)

Archivo del blog

miércoles, 31 de diciembre de 2008

PRESENTACIÓN DE “A LA HORA DEL CREPÚSCULO” DE CARLOS PINTOS - Avellaneda (Buenos Aires), 12 de Diciembre de 2008

Es una enorme responsabilidad, pero también un gran gusto y honor, que este entrañable Amigo me haya elegido para presentar su ultima concepción artística que es este Libro “A LA HORA DEL CREPÚSCULO”. Hace mucho tiempo que este proyecto venia gestándose, soy testigo y doy fe, ya que humildemente compartí con Carlos y su familia todo el proceso que llevo esta concreción que hoy se hace realidad. Y esto demuestra que el esfuerzo valió la pena. Siempre lo que se hace a pulmón, cuesta. Y para llegar a esto, quiere decir que hubo dedicación, sacrificio, perseverancia y mucha pasión, que se ven ahora reflejados en el talento intelectual y literario de este “Hacedor de la Cultura Nacional” que trabaja “por Amor al Arte” en el buen sentido del termino, y que en este Libro nos entrega lo mejor de su cosecha artística. El nivel de esta obra es altísimo, sin pasar por alto sus anteriores trabajos. Yo creo que a Carlos este Libro le llega en un momento justo, porque lo encuentra en una etapa superadora, de gran despliegue creativo y con una experiencia desbordante, producto de una Carrera intachable en todos los ámbitos y facetas de la Cultura, y que merece nuestro mayor reconocimiento; que de alguna manera se lo estamos brindando en este momento, acompañándolo aquí junto a su “nuevo hijo” que acaba de nacer.

Quiero compartir con ustedes algunas sensaciones que experimente cuando leí “A LA HORA DEL CREPÚSCULO”, empezando por los Cuentos, a mi humilde entender, muy bien narrados y con una calidad estética asombrosa en las ilustraciones. Decía que pude experimentar distintas sensaciones con la lectura, desde sentir como se erizaba fríamente mi piel al leer “La casa gris” y “La huella del gato”, sorprenderme con el trasfondo paranormal y metafísico en “Mas allá de las tinieblas”, “El ultimo adiós” y “La casona”, hasta presumir el doloroso final de “El recodo” y, finalmente derramar unas lagrimas de emoción con el desenlace de “El ángel protector”. Todas estas vivencias las sentí y creo que a mas de uno, si no a todos los que lean el Libro les va a pasar algo similar, porque Carlos, con la selección de estos cuentos, ha logrado unir sentimientos con recuerdos de su infancia, anécdotas que rescato de la vida real o de las charlas en alguna mesa de café y que, atinadamente fue construyendo con su delicada pluma, jugando también con los fenómenos paranormales y dando forma a una literatura atrapante de principio a fin y aleccionadora, porque cada cuento lleva implícito un mensaje para pensar y reflexionar.

Y que decir de la parte poética. Tanto en las que están especialmente dedicadas, “Pintando la vida” (a Roberto Ordenes, pintor sin manos), “El niño del Cabayu” (a Linares Cardozo, el máximo referente de la cultura entrerriana), “Allá en el torreón” (al escultor Julio Cesar Vergottini), “Mi casa lejana” (al artista plástico Emilio Acosta) y “Cósmica” (la dulce y sentida pieza dedicada a su esposa Norma); como así también “Tango en mi”, “Nostalgia”, “Renacer”, “Mi pequeña Ana Frank” y “Magia”. Todas reflejan el buen gusto, la sensibilidad y la sutil expresión a través de un lenguaje poético que invita al placer de la imaginación y es un regocijo para el espíritu. Y aquí quiero detenerme en dos trabajos: “Eternidad” y “Ansiedad”, las dos ultimas creaciones de Carlos, que fueron concebidas en un momento psíquico muy especial, al encontrarse convaleciente de un durísimo estado de salud. En ambos poemas, Carlos expresa su gratitud por esto que para el fue un “volver a nacer”.

Ya en la parte final del Libro, el autor me arranco una sonrisa con su desopilante recopilación de “El humor con historia es algo serio”, su curiosa y particular visión sobre la vida de importantes personajes de la historia universal como Nerón, Aquiles, Miguel Ángel, Leonardo Da Vinci, Cervantes, Cyrano de Bergerac y Napoleón Bonaparte, entre otros. Finalmente, como despedida, Carlos nos deja una valiosa opinión sobre “El talento en la concepción artística” y precisamente comienza diciendo: “Como puede ser que un individuo igual a todos, que asiste a los lugares comunes, que ha ido a la misma escuela y compartido el mismo pupitre, pudiera, con un pincel, con unas pocas notas, con unas pocas palabras; crear una obra de arte maravillosa, en la pintura, en la música, en la literatura, en la poesía? Que acontece de diferente que no pase con el resto de los seres humanos? Que pasa por su mente en esos momentos sublimes? Que misterio guarda lo insondable de esa alma maravillosa? Estos son todos interrogantes donde la respuesta para cada uno, pienso que solamente la tienen artistas como Carlos Pintos, iluminados, autoreferenciales a la hora de entender que sin talento, creatividad y pasión no hay arte. Por eso “A LA HORA DEL CREPÚSCULO” es el fiel reflejo de que el “Amor al Arte” tiene un sentido muy distinto al que comúnmente se le quiere dar.

Señoras y señores, orgullosamente doy por presentado oficialmente este nuevo Libro de Carlos Pintos y le cedo la palabra a el, quien es el verdadero anfitrión de este inolvidable acontecimiento.


SILVIO ADRIAN FRUTOS

Locutor Nacional Integral

Hab. Prof. Nro 8479

1 comentario:

Poetas Anónimos dijo...

Hola!!!Te invito a participar de un nuevo espacio, seria un gusto tenerte entre los usuarios y/o entre los comentaristas,
intentamos crearlo en comunidad de escritores(POESIAS, CUENTOS, ETC).
la direccion es http://poetasanonimossa.blogspot.com
en la pagina esta como registrarte para poder publicar, espero tu respuesta, muchas gracias.
El mail por cualquier duda es poetasanonimossa@ymail.com.

P.D:Si te gusto la idea puedes invitar a mas escritores a sumarse, Gracias nuevamente.


Poetas Anónimos